Encuentro Literario Virtual
  XVII
 
Las Promesas Derrumbadas






He resuelto cambiar de vida, de identidad,
por estar hastiado del derrumbe de mi ciudad.

Vagabundear por los límites incomprensibles de la realidad,
deseando que todo pueda cambiar.
Tal vez, volcarme a la locura inimaginable de la existencia,
o a la ingenuidad de creer en el renacer,
si se sueña con insistencia.
Busqué no sé qué reflexiones sobre mi persona.
aguardando ver una nueva autocrítica,
para fingir el estar dispuesto
incondicionalmente al destino,
a las relaciones provenientes de nuestra sociedad,
y a una humanidad sin sentido.
Harto de todos los elementos dispares,
¡Quiero aclamar la libertad! ;
disputar un lugar donde no exista vacilación.
Iré encadenado progresivamente las extenuantes batallas perdidas,
recordando con honor el caos,
para poder ahogar lo que se debe olvidar y así,
escoger las características que debo afirmar.
No me dejaré envejecer postrando mis ilusiones,
mis sueños, o la creencia de cuidar mi propia supervivencia.
Crearé un nuevo mundo,
haré aparecer un ejercito de duendes que custodien
la entrada, por donde quisiera pasar
cualquier censurador de felicidad.
Cuidaré que el paisaje vuelva a ser natural,
el follaje reciba mi abrazo paternal.
El canto de los pájaros,
la sonrisa de los niños,
el primer llanto del recién nacido,
la emoción de un acontecimiento bello serán,
los personajes protagonistas de este paraíso.
La maldad, la avaricia,
el egoísmo, la hipocresía serán,
encerrados en la cárcel de las oscuridades;
para así, enterrar la instigación de éstas características
que produce en nuestras bondades.
La selva no podrá ser talada,
a los ríos no se les cambiarán sus cauces,
nacerán nuevas aves,
crecerán verdes arboles.
Estará prohibida las cortinas que,
hasta hoy, turbaban la entrada del sol,
las que contaminaban el aire infectándonos sin amor.
No existirá ricos ni pobres, la riqueza de nuestra tierra no conoce moneda.
No habrá adultos ni niños, se respetará la paciencia.
No se nombrará como grandes ni pequeños,
todos somos responsables de hacer la diferencia.
Se exiliará a cualquier forma medidora de fuerzas,
el amor no reconoce fronteras.
Se exigirá, ser libre.
Si añoramos la felicidad,
si confiamos y soñamos con utopías,
veremos que somos
profundos salvavidas.

Que somos dueños de la vida,
y podemos mejorar nuestra estima.

¡Avancemos!, ¡ Lo lograremos!.

Mirémonos a los ojos
y veremos amor en el otro.


y llegó a la presidencia.........

pasaron unos meses y............

LA CONCIENCIA (la voz del pueblo)

¡Voten por mí!, Dijo él.
¡Voten por él!, Dijeron ellos.

Nos quedamos sin valores,
sin oportunidades, ni empleos.

¡Voten por mí!, Dijo él.
¡Voten por él!, Dijeron ellos.

Nos quedamos sin información,
incomunicados, sobre manera.

¡Voten por mí!, Dijo él.
¡Voten por él!, Dijeron ellos.

Y la patria ¿ dónde quedó?,
preguntamos unos cuantos;
la familia se derrumbó,
la mayoría somos desocupados;
las enfermedades nos rodeó,
y a él no le importamos;
con la gloria de los ausentes,
nos acostamos soñando,
para poder alimentar la fantasía,
esperando que llegue un nuevo día.

de Graciela Kiriadre
 
  Hoy habia 21 visitantes (32 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
Política de privacidad: Google, como proveedor de terceros, utiliza cookies para publicar anuncios en su sitio. El uso de la cookie DART permite a Google publicar anuncios a usuarios que visitan sus sitios y otros sitios de Internet. Los usuarios pueden inhabilitar el uso de la cookie de DART accediendo al anuncio de Google y a la política de privacidad de la red de contenido. Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis