Encuentro Literario Virtual
  Aparato respiratorio
 
En 1928 Gattefosse fundo la ciencia de la aromaterapia moderna o el uso de aceites esenciales. Para los años 1950 fisioterapeutas, enfermeras, cosmetólogos, masajistas, doctores y otros profesionales de la salud empezaron a utilizar los aceites esenciales como alternativa en vez de antibióticos.






La aromaterapia no vino a ser popular en los Estados Unidos hasta los 80’s, cuando los aceites esenciales llamaron la atención de masajistas, terapeutas, los practicantes de la medicina alternativa, la industria comercial y la cosmetica.

Los aceites esenciales son mezclas de varias sustancias químicas biosintetizadas por las plantas, que dan el aroma característico a algunas flores, árboles, semillas y a ciertos extractos de origen animal (almizcle, civeta, ámbargris). Son intensamente aromáticos, no grasos (por lo que no se enrancian), volátiles (se evaporan rápidamente) y livianos (poco densos). Son insolubles en agua, levemente solubles en vinagre, y solubles en alcohol, grasas, ceras y aceites vegetales. Se oxidan por exposición al aire. El principal método de aplicación de los aceites esenciales es a través de una dilucion en agua caliente, para que así el vapor del agua mezclado con las esencias se absorban por medio del aparato respiratorio.

Otra de las maneras en la que estos aceites pueden ser aplicados es a través de la piel utilizando una mezcla de aceites esenciales con aceites vehiculares de acuerdo a la necesidad, ya que la piel se convierte en un vehículo y a la vez un protector para introducir los compuestos y propiedades que las plantas poseen sin tener que correr riesgos de efectos secundarios nocivos.


Origen
Las plantas elaboran los aceites esenciales con el fin de protegerse de las enfermedades, ahuyentar insectos depredadores, atraer insectos benéficos que producen la polinización.

Los aceites esenciales son característicos de los Magnoliales, los Laurales, los Austrobaileyales, y los Piperales, y también de algunas familias no emparentadas con estos órdenes, como Myrtaceae, Rutaceae, las familias de Apiales, Lamiaceae, Verbenaceae y Asteraceae.

Están presentes en distintas partes de la planta:

En las flores como lavanda, jazmín y rosa.
En todo el árbol como sucede con el eucaliptus.
En las hojas como citronela.
En la madera como en el sándalo.
En la raíz como en el vetiver.
En la resina que exhudan como en el incienso, la mirra y el benjuí.
En la cáscara de los frutos como el limón, la naranja y la bergamota.



Aparato respiratorio

 

Eucalipto (Eucaliptus globulus L.)
El bálsamo de las vías respiratorias.
El eucalipto es originario de Australia. En medicina se utiliza solamente las hojas de la especie globuluspor sus propiedades antisépticas sobre las vias respiratorias.Estas deben su actividad a la gran riqueza de su aceite esencial en eucaliptol.Las propiedades "antibacterias" y "antihongos" del aceite esencial del eucalipto han sido demostradas científicamente, asi como sus propiedades antivíricas, especialmente contra la gripe. Otra propiedad interesante de las hojas del eucalipto es su efecto hipoglucimiante, por lo que puede utilizarse como coadyuvante en el tratamiento antidiabético. Puesto que el aceite esencial es extremadamente volátil, es necesario utilizar el polvo criomolido para conservar la totalidad de sus componentes.

Indicaciones terapéuticas: Afecciones del aparato respiratorio: bronquitis, sinusitis, traqueitis, constipados.

Posología recomendada: 1 a 2 cápsulas (de 230 mg) en desayuno, comida y cena con un vaso de agua.Se puede aumentar la dosis a 3 cápsulas por toma si fuera neceario. En caso que la tos persista deberá consultar al médico.

Llantén Mayor (Plantago major L.)
Contra las alergias respiratorias
El llantén mayor debe su prestigio en fitoterapia a su beneficiosa acción contra las alergias respiratorias, de ahí que sea conocido como la planta antialérgica de los problemas respiratorios. Los componentes fundamentales de la hoja del llanten son los iridoides, siendo el principal el aucubósico. El aucubósico tiene propiedades antibacterianas utilizadas para curar las afecciones broncopulmonares. Los mucílagos presentes en el añaden una acción suavizante y emoliente además de facilitar la expectoración. Gracias a su composición el llanten es también antiinflamatorio y antialérgico. En definitiva es un poderoso aliado en las maifestaciones respiratorias alérgicas.

Indicaciones terapéuticas: Enfermedades respiratorias de tipo alérgico: asma, faringitis, laringitis, rinitis,sinusitis, tos, y fiebre del heno. Afecciones de los bronquios.

Posología recomendada: 2 cápsulas (de 200 mg) en desayuno y cena con un vaso de agua.

Marrubio (Marrubium vulgare L.)
Conseguir un bienestar respiratorio
El marrubio presenta unas pequeñas flores blancas que contienen lactonas diterpénicas, como la marrubiína, que confiere al marrubio interesantes propiedades a nivel del sistema respiratorio. Fluidifica las secreciones de los bronquios, por lo que facilita la expectoración. Gracias a sus propiedades amargas, tiene una gran importancia en fitoterapia. Es un excelente digestivo y un estimulante de los hígados perezosos. Sin embargo su acción mas importante se centraliza en los pulmones y los bronquios. Resulta de especial interés en los casos de bronquitis, traqueítis y tos rebelde. Asimismo es un gran remedio contra el asma. En definitiva, el marrubio es la planta del bienestar respiratorio. Otro dato de interés es su efecto sedante cardíaco, muy interesante en caso de problemas de palpitaciones.

Indicaciones terapéuticas: Asma, bronquitis, traqueítis. Expectorante, fluidificante de las secreciones de los bronquios. Febrífugo. Palpitaciones.

Posología recomendada: 1 a 2 cápsulas (de 225 mg) en desayuno, comida y cena con un vaso de agua.

Tomillo (Thymus vulgaris L.)
El antiséptico pulmonar
El tomillo es una planta característica de la flora mediterránea. Sus hojas son ricas en un aceite esencial muy útil en fitoterapia. Es un buen antiséptico, utilizado para tratar las infecciones pulmonares. Es espasmolítico y calma la tos intermitente de la tos ferina y del efisema. Es efectivo en caso de rinorrea, ya que disminuye las secreciones nasales. Además de su acción pulmonar el tomillo se utiliza también para tratar los problemas intestinales: cura las inflamaciones y la aerofagia. Su acción antiséptica también se ejerce sobre el sistema digestivo, especialmente en caso de diarrea. También ejerce una acción vermífuga y estimulante. Sus propiedades antivíricas le permite ser utilizado en la prevención de las recaídas del herpes zóster.

Indicaciones terapéuticas: Tos intermitente y seca: (efisema, tos ferina). Infecciones intestinales y gusanos intestinales. Herpes.

Posología recomendada: 2 cápsulas (de 250 mg) en desyuno y cena con un vaso de agua.

El olfato, en el humano, es uno de sus cinco sentidos más importantes puesto que estamos expuestos en cualquier momento a las fragancias del ambiente, de la naturaleza, de las personas o de las cosas.

Los olores los percibimos por la nariz alcanzando así la mucosa olfativa, donde se encuentran las células olfativas sensoriales, las células de sostén y las células basales, el moco acuoso es el encargado de transportar los aromas a los cilios que transforman estos olores en señales químicas.



Volver al índice de Aromaterapia

 
  Hoy habia 4 visitantes (10 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
Política de privacidad: Google, como proveedor de terceros, utiliza cookies para publicar anuncios en su sitio. El uso de la cookie DART permite a Google publicar anuncios a usuarios que visitan sus sitios y otros sitios de Internet. Los usuarios pueden inhabilitar el uso de la cookie de DART accediendo al anuncio de Google y a la política de privacidad de la red de contenido. Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis