Encuentro Literario Virtual
  Pérez
 
Marianela

 

Benito Pérez Galdós

1.Ficha bibliográfica

PEREZ GALDOS, BENITO. “Marianela”, Buenos Aires, Editorial Losada S.A., 1970.

2. Síntesis argumentativa






La novela trata de la vida de una adolescente, María, llamada Marianela en honor a su madre Canela, quien se suicidó cuando ella era apenas un bebe. Desde ese entonces vivió en la casa de una familia apática que nunca se preocupo por ella ni por como se sentía. Sus ratos alegres eran aquellos en los cuales salía a pasear con Pablo, un muchacho ciego. Este con su cariño y amistad le daba sentido a la vida de la pobre Nela. Ambos mantenían conversaciones largas y entretenidas, contándose los miedos, las creencias, intercambiaban de todo un poco.

María era una chica de rasgos fisonómicos feos y un cuerpo infantil no acorde a su edad. Sin embargo era muy madura, soñadora y cariñosa, lo que hizo que se enamorase facilmente y en secreto de su amigo. Pablo, por el otro lado, encontraba en ella a una persona intelectualmente hermosa y madura, y le confiaba sus sentimientos más profundos, dándole esperanzas de un futuro a su lado.

Un día, se le presento al joven ciego la posibilidad de ver mediante una intervención quirúrgica. Cuando le dio las buenas noticias a su amiga, surgieron en esta terribles pensamientos y el deseo de que la operación no funcionase, ya que si todo salía bien, su amado la descubriría fea y la dejaría por su prima Florentina.

Todo fue un éxito y Pablo recuperó la vista, lo que hizo que Nelilla, como él la llamaba, sintiese ganas de desaparecer y no presentarse nunca ante él, ya que presentía que iba a ser rechazada. De hecho así fue. El día que fue llevada a la fuerza a la casa de su amado, Pablo no la reconoció sino que sintió lastima por aquella vagabunda que recostada en el sofá parecía estar muriéndose. Lo que el no sabía era que era su amiga la que se moría y prácticamente por su culpa, por su indiferencia, por la desilusión al ver que la persona a la cual ella quería se iba de sus manos. Cuando entro en razones, Marianela ya había fallecido.

A su entierro acudieron muchisimas personas.

Actualmente se la recuerda como una persona bella y adinerada que dio su vida por los demás.

3.Descripcion de un personaje

Marianela antes de que Pablo recuperara la vista.

Marianela con sus 16 años conquista al lector con su imaginación y ternura. Es una adolescente de inmensa humildad y madurez, con un físico infantil y un rostro que deja mucho que desear. A pesar de haber pasado su vida al cuidado de una familia apática debido a la falta de sus padres, logra ser feliz en los ratos en los que hace de lazarillo a su amigo Pablo. Junto a él mantiene charlas larguisimas en las que demuestra ser una persona soñadora y susceptible a las palabras de él ciego, quien elogia su belleza interior y la imagina físicamente hermosa.
Su amistad con el joven crece día a día hasta convertirse en un amor casi imposible que parece significar todo para ella, y que el inocentemente hace aumentar gracias a las esperanzas que le da de que algún día la va a poder ver y admirar su linda fisonomía, esa que ni la pobre Nela podía descubrir con sus propios ojos, para finalmente formar una familia.

Su vida religiosa esta llena de supersticiones. “Las estrellas, ¿que pueden ser sino las almas de los que ya están salvos? ¿Y no sabes tu que las estrellas bajan? Pues yo, yo misma las he visto caer así, así, haciendo una raya. Sí, señor; las estrellas bajan cuando tienen que decirnos alguna cosa”*[...]. Como podemos ver, sus disparates revelan la fuerza de su fantasía, sin embargo, tiene ella una gran devoción por la Virgen María, a quien reza todas las noches y dice sentir en el cielo.

Marianela después de que Pablo recuperara la vista.

Cuando se entero que su amigo recuperaría la vista, sus sueños y esperanzas se derrumbaron, hasta se propuso dejar de verlo por temor a que él descubriese su fealdad y la dejara por Florentina, la cual era como una virgen para ella. Su amor fue reemplazado por el temor al rechazo, y este la condujo al deseo de suicidarse (pero no lo hizo), a la rebeldía, a escapar de el pueblo. Se cegó completamente sin importarle como se sentirían Pablo y los demás si ella desapareciese.

4. Juicio crítico valorativo

Debo confesar que el principio del capitulo I me pareció algo denso por las descripciones del personaje en el desierto y su llegada hasta el pueblo pasando a través de las minas. El resto de la novela fue, sinceramente, muy buena. Me gustaron en especial las conversaciones que Nela mantenía con Pablo. Lastima que ella haya tenido que morir y el se haya casado con Florentina, lo ideal habría sido que ambos hayan vivido felices juntos.

En cuanto a la personalidad de Marianela, vale decir que me recuerda mucho a la de las personas soñadoras que viven en un mundo donde todo son ilusiones hasta que un día caen en la realidad y sufren un golpe muy duro al ver que sus sueños no son mas que producto de su imaginación. Pablo se asemeja a los que prometen muchas cosas sin ver la verdad de las cosas. Él creó en María muchas esperanzas al decirle que cuando recuperase la vista vivirían uno al lado del otro por siempre. Cuando por fin ve la luz, rompe todas las ilusiones de Nela y hasta llega a sentir lastima por ella, es una de las peores cosas que uno puede sentir por alguien, ya que es una forma de desprecio y de discriminación.

*Páginas 46 y 47, ultimo y primer párrafo respectivamente.
 



de Benito Pérez Galdós

 

Fortunata y Jacinta

Fortunata y Jacinta, de Benito Pérez Galdós, es (junto a La Regenta, de Leopoldo Alas) una de las novelas más populares y representativas del realismo literario español.

El autor, nativo de Las Palmas, se va con 18 años a estudiar derecho a la capital. Hará de esta ciudad un escenario imprescindible en casi todos sus escritos. Esta novela es un trozo del Madrid de 1880.

Argumento

El eje conductor de la historia es Juanito Santa Cruz. Este joven de familia adinerada, durante su época estudiantil, se corre buenas juergas con sus amigos. En una de ellas se encapricha de Fortunata, una joven de clase humilde. Termina por aburrirse de ella y desaparece de su vida.

Su madre decide casarle con su prima Jacinta. Durante la luna de miel el joven le narra sus aventuras por los barrios pobres de Madrid y le habla de Fortunata.

El tiempo pasa y Jacinta no puede tener hijos, ella y el resto de la familia llegan a obsesionarse con el tema.

Un buen día aparece Ido del Sagrario, un pobre al que Juanito invitaba a casa para reírse de él, y le cuenta a Jacinta que sabe donde hay un hijo de su marido: de éste y de Fortunata. La joven se ilusiona con la idea de tener un hijo de su marido (dejando a un lado el dolor del engaño). Tras consultarlo con Guillermina Pacheco (una vecina santurrona), las dos mujeres van a por el Pitusín. El tutor de la criatura era José Izquierdo, tío de Fortunata, al que terminan por comprar el niño.

Cuando lo habla con su marido todo resulta ser una farsa. No era suyo. Era cierto que él había tenido un hijo con Fortunata pero la criatura murió cuando él ya estaba casado con Jacinta. Ésta y su suegra le habían tomado cariño así que lo ingresan en un hospicio.

Mientras tanto, Fortunata había malvivido con distintos hombres. El que no la engañaba le daba palizas o la abandonaba a la primera de cambio. Estuvo un tiempo en Barcelona. A su vuelta se instaló en el piso de Feliciana. El novio de ésta solía ir a la casa con un amigo, Maximiliano Rubín.

Fue allí donde el joven se enamoró perdidamente de Fortunata.Al poco tiempo le propuso mantenerla, la chica vio esto como una salida de la mala vida que llevaba: aceptó.

Maxi vivía con su tía, Doña Lupe. Llegado un punto Maximiliano se quiso casar: lo consultó con su tía y sus hermanos. Estuvieron todos de acuerdo siempre que Fortunata pasara una temporada en Las Micaelas para reformarse. Pasado este periodo se llevó a cabo lo concertado.

En su nueva casa le esperaba una trampa a Fortunata. Juan Santa Cruz alquiló el piso de al lado y compró a la criada de los recién casados para enredar la situación. Fortunata tardó nada en picar el anzuelo. Maxi volvió a casa de su tía y Fortunata a un piso que pagaba Juanito.

Con el tiempo el joven volvió a cansarse de las vulgaridades de su capricho. Se fue alejando de ella hasta abandonarla de nuevo, eso sí: esta vez le dejó una pequeña cantidad para que se mantuviera un tiempo. Fortunata tropezó con Don Evaristo Feijoo, amigo de su cuñado Juan Pablo. El hombre le propuso un trato: una buena vida a cambio de compañía. Con él estuvo una temporada, ni siquiera vivían juntos, hasta que Feijoo sintió que se hacía demasiado viejo y Fortunata se quedaría otra vez en el arroyo. Le aconsejó volver a casa de su marido y así se hizo tras mover algunos hilos.

Durante este segundo matrimonio conoció a Segismundo Ballester, compañero de botica de Maxi, que estaba loco por ella.

Cuando Juan la vio reformada, de nuevo quiso tenerla a su lado. Fortunata, esta vez sin huir de casa, volvió a caer. Maximiliano iba perdiendo la cabeza poco a poco. Un día con sus locuras descubrió que su mujer estaba embarazada. Para entonces Juan se había vuelto a cansar de ella. Era cierto que estaba embarazada y tras explicarlo a su tía política la joven se fue de la casa.

Volvió a donde se había criado, con su tía Segunda. Tuvo a su segundo hijo asistida por un médico amigo de los Rubín y el joven Segismundo.

A su marido le contaron que Fortunata había muerto, no lo creyó y consiguió descubrir donde estaba; incluso se acercó a conocer a la criatura. Le contó que Santa Cruz la estaba engañando con Aurora, una amiga de la familia Rubín e íntima suya. Tan pronto como se vio sola en la casa salió a ajustarle las cuentas.

A los pocos días moría desangrada. Antes de apagarse firmó una nota en la que entregaba su hijo a Jacinta.

A Maximiliano, que no se sabía si estaba demasiado cuerdo o loco, lo encerraron en Leganés.

El mismo día del entierro de Fortunata llegó al cementerio el cuerpo de Feijoo.

Personajes de la Obra

Fortunata
Juan Santa Cruz
Jacinta
Maximiliano Rubín

En relación a Fortunata
Juárez el Negro
Camps
Evaristo Feijoo
Ido del Sagrario
Nicanora
José Izquierdo
Rosita
Juan Evaristo Segismundo
Segunda

En relación a Maxi
Olmedo
Feliciana
Juan Pablo Rubín
Refugio
Doña Lupe
Nicolás Rubín
Segismundo Ballester
Torquemada
Papitos

En relación a Jacinta
Manuel Moreno Isla
Isabel Cordero
Gumersindo Arnáiz
Guillermina Pacheco

En relación a Juan
Aurora
Baldomero Santa Cruz
Barbarita Arnáiz
Estupiñá
Jacinto Villalonga


Traflagar

 

Autor: Benito Pérez Galdós

Resumen

Gabriel Araceli nació en Cádiz, en el barrio de la Viña, y creció en medio de una sociedad ruda y soez. Su niñez transcurrió entre los maltratos de su tío y las “aventuras” con sus amigos en la Caleta.

Tras la muerte de su madre Gabriel decide escapar de las manos de su tío. Primero va a San Fernando y después a Puerto Real. En Medina-Sidonia conoce a los señores que lo van a acoger en su casa, en Vejer de la Frontera. Allí su vida transcurrirá entre las tareas de la casa y los juegos con Rosita, su joven “amita”, de la que terminará enamorado.

Una mañana de principios de octubre don Alonso le anuncia que, a pesar de la oposición de doña Francisca, su mujer, van a embarcarse, junto con su amigo Marcial, el Medio-Hombre, en uno de los navíos que van a participar en la batalla contra los ingleses, para poder contemplarla de cerca. A sus catorce años Gabriel se siente ilusionado ante la idea de viajar en un gran barco de guerra y participar en una batalla. Su ilusión aumenta cuando, el 18 de octubre de 1805, se ve por fin dentro del barco más grande que poseía la armada española en ese momento: el Santísima Trinidad.

Por fin el 21 de octubre comienza la batalla. En el horizonte aparecen treinta y tres barcos ingleses, que se acercan a la escuadra hispano-francesa implacablemente. Gabriel se horroriza cuando descubre que a pesar de todo el ímpetu español los ingleses vencen irremediablemente. Muchos barcos son apresados y entre ellos el Santísima Trinidad, que ha quedado tan maltrecho que tendrá que ser abandonado, a toda prisa. Prisioneros y heridos son trasladados a otro barco: el Santa Ana. En él se encuentra levemente herido Rafael Malespina, el futuro marido de Rosita.

Los prisioneros en el Santa Ana se rebelan contra los ingleses y consiguen rescatar el barco y huir hacia Cádiz. En esta escaramuza son heridos Marcial y Malespina.

Es importante que los heridos lleguen pronto a Cádiz, por lo que de nuevo tendrán que cambiar de barco. Gabriel acompañará a Marcial y Malespina al Rayo, alejándose por primera vez de su amo.

El temporal hace que el Rayo encalle cerca de la costa. Las circunstancias hacen que Marcial y Gabriel sean abandonados en el barco, parece que la muerte es segura.

Milagrosamente Gabriel despierta en la playa. Pudieron salvarlo en el último momento, pero Marcial ya estaba muerto. Tras una breve recuperación vuelve con sus amos. Pero se siente obligado a escapar cuando es enviado para servir en la nueva casa de Rosita y Malespina, recién casados.

Personajes

Gabriel Araceli: Es el protagonista de nuestra historia. A los catorce años se ve envuelto en un episodio histórico para España. Contempla con ojos ingenuos la derrota que sufrieron los españoles y franceses aquel 21 de octubre. A través de sus reflexiones se dejan ver algunas ideas del autor. Gabriel se da cuenta de que la patria no está formada por un rey y sus ministros, sino por un conjunto de personas que se sienten unidas por un fin común. Pero a pesar de su juventud sus reflexiones lo llevan a pensar que también los ingleses tienen su patria, sus mujeres y sus hijos. Y entonces se pregunta por qué no se unen todos los hombres en una sola patria, por qué tienen que luchar en guerras sin sentido.

Don Alonso: Es un viejo marino, que participó en su juventud en la batalla del cabo de San Vicente, donde los ingleses también vencieron a los españoles. De ahí su interés en contemplar de cerca la batalla y ver derrotados a los ingleses. Aunque una vez más sus deseos serán truncados. En casa es un apacible anciano que cumple todos los deseos de su enérgica esposa.

Doña Francisca: Se opone firmemente a que su marido vuelva al mar. Odia la guerra y maldice continuamente al inventor de los barcos y los cañones. Con su carácter demuestra el miedo que siente a que algo le ocurra a su marido, que ya no está para embarcarse en ese tipo de aventuras.

Marcial: Fiel amante del mar. Abandonó su profesión de marinero cuando se hizo demasiado mayor y su cuerpo estaba ya demasiado mutilado para continuar en él. También es conocido como el “Medio-Hombre”, porque le falta una pierna y un brazo. La idea de volver a pisar un barco le entusiasma.

Rosita: Fiel compañera de juegos de Gabriel en su niñez. Con el tiempo se convierte en una bella joven que enamora a nuestro protagonista. No obstante ella no puede corresponderle. En este personaje vemos muy marcada la diferencia de clases. Una jovencita de su condición social no puede permitirse ni siquiera tener amistad con un criado. Se enamora de Rafael Malespina que a poco tiempo de su boda es reclamado para acudir a Cádiz y participar en la batalla que se prepara.

Rafael Malespina: Joven enamorado de Rosita. Se ve obligado a participar en la batalla de trafalgar, donde es herido.

José Mª Malespina: Padre del joven Rafael. Mentiroso compulsivo.

Doña Flora: Prima de don Alonso, que los acoge antes y después de la batalla en su casa de Cádiz.


PUNTO DE VISTA LITERARIO

Desde el punto de vista literario hay que resaltar que la obra sigue la estructura de una novela picaresca. Gabriel, ya un anciano de 70 años, narra una parte de su historia desde la infancia. Por si cabía alguna duda se compara con Pablos, el protagonista de la novela picaresca de Quevedo: Historia de la vida del Buscón llamado don Pablos. Desde luego Gabriel tiene razón al afirmar que solo en como empiezan sus historias se parecen, porque muy pronto veremos que su vida le llevará por distintos caminos. A pesar de todo nuestro protagonista, como el propio Pablos, Lázaro o Guzmán, todos ellos héroes, o mejor antihéroes, picarescos, se encomendará a un amo, aunque desde luego, Gabriel correrá con los suyos mejor suerte que los otros.

PUNTO DE VISTA HISTÓRICO

Desde el punto de vista de la historia varias son las ideas que hay que destacar. Lo primero que podemos destacar es la antipatía que sentía el pueblo español por los franceses, hasta el punto de no querer darles las provisiones que necesitaban los soldados franceses que llegaron a Cádiz. Por otra parte también sienten una gran antipatía por Godoy, “ el príncipe de la paz”, que es continuamente criticado. Se ve que en España no sienta bien que el rey y su valido hagan todo lo que les pide Napoleón.

Es destacable como Galdós insiste en que el triunfo de la armada inglesa se debe a una mala preparación de la batalla. El rey y su valido entregan el mando a los franceses. Será Villeneuve quien dirija toda la operación. Los españoles insisten en esperar a los ingleses en el puerto, pero el francés insiste en una batalla en alta mar, a pesar de que su flota es inferior a la inglesa.

Aparecen en la novela personas reales que lucharon y murieron en aquella batalla, como por ejemplo Churruca, un valiente marino, que fue el descubridor del meridiano en el puerto de San Andrés, y que murió luchando en el San Juan de Nepomuceno. Gravina, Alcalá Galiano, Álava, Valdés, Cisneros,... Por parte de los ingleses encontramos a Collingwood y Nelson, que también muere luchando, a bordo del Victory.
 

 
  Hoy habia 11 visitantes (59 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Política de privacidad: Google, como proveedor de terceros, utiliza cookies para publicar anuncios en su sitio. El uso de la cookie DART permite a Google publicar anuncios a usuarios que visitan sus sitios y otros sitios de Internet. Los usuarios pueden inhabilitar el uso de la cookie de DART accediendo al anuncio de Google y a la política de privacidad de la red de contenido.