Encuentro Literario Virtual
  Bram S.
 
Bram Stoker





Drácula es un personaje de ficción, protagonista de la novela homónima del irlandés Bram Stoker, de fines del siglo XIX, que dio lugar a una larga lista de versiones de cine, cómics y teatro. Drácula es el más famoso de los vampiros. Se dice que Stoker fue asesorado por un erudito sobre temas orientales, el húngaro Hermann (Arminius) Vambéry que se reunió algunas veces con el escritor para comentarle las peripecias del verdadero Drácula.

El Drácula histórico
Debido a algunas novelas y versiones cinematográficas de Drácula, mucha gente piensa que Stoker basó su personaje en una figura histórica: Vlad Tepes, conocido como Vlad el Empalador, y en leyendas de vampiros que circulaban en Europa oriental. Tepes vivió en el siglo XV y fue príncipe de Valaquia, que formó junto con Moldavia el reino de Rumanía. Es un héroe en su tierra, por la resistencia feroz que opuso al avance de los otomanos. Sin embargo, fue extremadamente cruel con sus enemigos, a los que condenaba a la pena capital de empalamiento. No hay ningún indicio, en cambio, de que bebiera sangre, como los vampiros, ni jamás se le asoció de forma alguna con el vampirismo. El nombre Drácula proviene del rumano Drãculea, que significa "hijo de Dracul", con el que se conocía a su padre, quien integraba la Orden del Dragón, fundada por el Sacro Emperador Romano Segismundo de Luxemburgo. En la moderna Rumanía, el castillo y la región en la que vivió este personaje son hoy en día un importante destino turístico.

Bram Stoker encontró una breve referencia al Voivoda Drácula en un libro sobre Valaquia y Moldavia, en el que su autor decía en un pie de página: "Drácula, en la lengua nativa de Valaquia, significa demonio". Este nombre sonoro gustó a Stoker, que había llamado originalmente a su vampiro Conde Vampyr. Decidió entonces llamarlo Conde Drácula. Sin embargo, Stoker conocía muy poco sobre la vida del verdadero Vlad (de hecho en aquella época se sabía muy poco sobre Vlad Tepes, y aún hoy se desconocen muchos aspectos de su vida y de su muerte). En realidad, la novela Drácula no tiene relación alguna con la vida de Vlad Tepes. Tampoco se sabe nada sobre la personalidad y la visión y filosofía de Vlad, por lo que haríamos mal en pensar que el personaje de Stoker está basado en la personalidad de este personaje histórico. Si bien se dice que Arminius Vambéry dio amplia información sobre Transilvania y sobre Vlad Drácula a Stoker, la verdad es que Stoker y Vambéry se reunieron pocas veces en Londres, y no necesariamente para hablar de vampiros. Nunca mantuvieron correspondencia, y no existen pruebas de que Stoker conociera algo sobre Vlad Tepes.

Para describir los paisajes de Rumanía Stoker se sirvió de dos obras, una de Emily Gerard, La tierra más allá de los bosques (1888) y otra Informe sobre los principados de Valaquia.

Para hallar el verdadero Drácula histórico, debemos remitirnos a los antecedentes literarios de la novela de Stoker: En los textos de Polidori, Nadier, Hoffman, Coleridge, Le Fanu, Gautier y otros, veremos cómo el personaje del vampiro clásico se va desarrollando poco a poco hasta convertirse en el que todos conocemos con el nombre de Drácula.

Una de las más que posibles grandes referencias sobre todo lo que rodea a esta novela es el relato anónimo publicado en inglés en 1860, El extraño misterioso. Se trata de una obra anónima alemana de fecha desconocida, traducida posteriormente al inglés y en la cual se reflejan muchos de los que después han sido tópicos del mundo vampírico, tanto en literatura como después en cine.

Puedes leer la novela Drácula gratis en el Proyecto Gutenberg


La novela
La novela, publicada en mayo de 1897 (Westminster, Archibald Constable and Company), despliega erudición sobre vampirismo. El vampiro ha logrado conquistar la muerte, más que la inmortalidad, puesto que está condenado a vivir casi como un espectro. El término vampiro es eslavo, proviene del serbio "vampir" y del ruso "upir". No existe en rumano una palabra para designar al vampiro. Algunos traducen el término rumano "strogoi" como vampiro, pero este vocablo se refiere a una bruja o espectro, no a un vampiro. Algunos dicen que "nosferatu" es la palabra rumana para vampiro, pero en realidad proviene del griego "nosophoro", que significa "portador del mal". La verdad es que los vampiros ni siquiera provienen de Transilvania, vienen principalmente de Hungría, Serbia, Moldavia y los países eslavos.

El vampiro es conocido "en todos los lugares en que ha existido el hombre", le hace decir Stoker a su personaje, el doctor Van Helsing, médico experto en "enfermedades oscuras". "Ha seguido el rastro del berserker islandés, del huno, engendrado por el diablo; del eslavo, el sajón, el magiar".

En las primeras páginas de su novela, Stoker insinúa la seducción horrorosa del vampiro. En un castillo decadente, rodeado de un paisaje invernal y solitario, un hombre cultivado, aristocrático y atemorizante acaba de franquear la entrada a un joven inglés con la frase clave: "Entre usted libremente y por su propia voluntad". El conde Drácula no refleja su imagen en los espejos; y es que la superstición decía que el vampiro había perdido su alma (las antiguas culturas relacionan la imagen reflejada con el espíritu). Drácula es peligroso, repugnante y veladamente sensual. Pronto se verá que convive con espectros. Pero estos espectros son voluptuosas figuras femeninas. Esta imagen del vampiro no es un invento de Stoker, se había desarrollado ampliamente con anterioridad, desde la publicación del relato El Vampiro de Polidori en 1816, hasta la publicación de La buena Lady Ducayne en 1896, un año antes de la publicación de Drácula. El vampiro había tomado varios nombres, Lord Ruthven, Lord Seymour, Sir Francis Varney, y había tenido mucho éxito en toda Europa en espectáculos de circo, obras de teatro, melodramas, óperas, novelas, cuentos y folletines.

Mediante diarios personales de los principales personajes y cartas que éstos se intercambian, Stoker desarrolla una historia en la que se revela la desmesurada ambición de poder de Drácula, quien se traslada a Londres y mueve ejércitos de ratas, niebla, lobos, murciélagos y tormentas para lograr su objetivo.

Stoker conocía los detalles de la superstición y refiere los poderes del vampiro (capacidad de alterar el clima, de lograr obediencia de seres repulsivos, como las ratas, moscas, arañas y los murciélagos, pero también de los lobos y los zorros), fuerza sobrehumana, posibilidad de convertirse en animal o niebla. El vampiro huye de la luz diurna, que lo debilita pero no lo destruye, puede moverse en el mediodía durante un escaso período de tiempo (el conde Drácula en la novela aparece a plena luz del día buscando a Mina Harker); duerme sobre tierra traída de su lugar natal, en el interior de un ataúd; bebe sangre humana (su único alimento) y convierte en vampiros a las personas a las que asesta su mordedura fatídica. Se lo puede mantener a raya con crucifijos, ristras de ajo, hostias y agua bendita, pero para que muera realmente se debe clavar una estaca en su corazón, decapitarlo o herirlo con una bala de plata.

El Drácula de Stoker tiene todos los elementos de los vampiros que lo precedieron, más algunas características tomadas del hombre lobo, cuya historia había sido publicada poco antes.

Versiones cinematográficas
Existen versiones (más o menos fieles) de Drácula desde los orígenes del cine. Entre ellas, se pueden destacar:

Nosferatu, un clásico del cine expresionista alemán, dirigido por F.W. Murnau (1922). La intención de Murnau era hacer una adaptación de la novela, pero la negativa de los herederos de Stoker le hizo cambiar nombres y detalles para evitar problemas legales. A pesar de ello, fue llevado a juicio, y se ordenó la destrucción de todas las copias de la película. Afortunadamente, no todas fueron destruidas.
La producción mexicana de los años 20 El Ataúd del Vampiro con Germán Robles como protagonista.
La versión de Drácula (1931), dirigida por Tod Browning y protagonizada por el húngaro Bela Lugosi.
La versión hispana de Drácula (1931), dirigida por George Melford, protagonizada por Carlos Villarías en el papel de Drácula y por Lupe Tovar en el papel de Mina. Se filmó en el mismo set de la Universal durante las noches en que descansaba la producción principal anglófona. Durante decenios se dio por desaparecida esta versión hasta que en 1990 apareció una copia en perfecto estado en el ICAIC de Cuba. Para sorpresa de la crítica, la versión hispana contenía efectos y hallazgos visuales que no existían en la versión anglófona y que, en ese aspecto específico, incluso la superaban de manera evidente.
En continuaciones de la saga por parte de la productora Universal Pictures el papel de Drácula fue interpretado por John Carradine, en títulos como La Casa de Frankestein (1944), La casa de Drácula (1945).
En los años 50 proliferaron los films de Dracula debido a la liberación de los derechos, de esta época destaca Drakula Istanbulda (Turkía, 1953).
La versión Drácula (1958) de la Hammer Productions, dirigida por Terence Fisher y protagonizada por Christopher Lee.
En el mismo año vuelve a Hollywood dirigido por Francis Lederer. El nombre del film es El regreso de Drácula.
En 1961 otra versión fué Ahlea Kkots (Corea del Sur, 1961).
La versión Drácula, príncipe de las tinieblas (1966), segunda parte de la anterior de 1958 con la misma producción, dirección y protagonista.
En 1966, John Carradine vuelve a interpretar al conde Drácula en una ínfima película llamada Billy el niño contra el Conde Drácula, volvería a ser Drácula en la película las vampiras de 1969.
Dos versiones filipinas de Drácula son Mga Manuggang ni Drakula (1967) y en el mismo año también Batman fights Dracula (1967).
Draculas Lusterne Vampire (1970) es una producción Sueca.
El Conde Drácula dirigido por Jesús Franco y protagonizada una vez más por Christopher Lee en 1970.
Y en 1972 surgió otra aportación Japonesa al género, Lake of Dracula.
Una versión televisiva con Jack Palance en el papel de Drácula.
Sangre para Drácula de Paul Morrisey con Udo Kier como Drácula.
El gran amor del conde Drácula, dirigida por Javier Aguirre con Paul Naschy como Drácula.
Drácula, dirigida por John Badham en 1979, con Frank Langella en el papel principal.
La película Nosferatu, fantasma de la noche, de Werner Herzog (1979), homenaje a la de su compatriota Murnau. Con Klaus Kinski en el papel principal.
La película Drácula de Bram Stoker, realizada por el cineasta estadounidense Francis Ford Coppola en 1992. En ella, el móvil de Drácula ya no es el poder, sino una mujer, a diferencia del libro, donde esto es apenas un cabo suelto; Stoker no explica por qué el conde se dirige directamente al encuentro de Mina, su víctima. Sobre este flanco débil de la historia, Coppola construye un Drácula monstruoso pero enamorado. Mina es igual a la mujer que el conde amó y perdió cinco siglos atrás, y la razón de que haya atravesado "océanos de tiempo" no es otra que recuperarla. El erotismo, subyacente en la novela, es sacado a la luz por la versión de Coppola.
La más reciente versión cinematográfica de la historia de Stoker fue Drácula 2000, de Wes Craven.
En el 2002 versión televisiva de Drácula, dirigida por Roger Young y con Patrick Bergin en el papel del aristócrata vampiro.
En 2004, New Line Cinema produce la película Blade: Trinity, escrita y dirigida por David S. Goyer e interpretada por Wesley Snipes (Blade), Jessica Biel (Abigaíl Whistler) y Ryan Reynolds (Aníbal King). Estos tres cazavampiros deben buscar y exterminar al recientemente resucitado Conde Drácula, aquí llamado Drake.
En 2004, Universal Pictures lanza la película Van Helsing, dirigida por Stephen Summers, y protagonizada por Hugh Jackman.
En esta película, Drácula (Richard Roxburgh) es hijo de Valerius el Grande, muerto en el siglo XVI por la mano derecha de Dios. y quien pactó con el Diablo la vida eterna. En el siglo XXI, Drácula es quien financia los experimentos del Dr. Frankenstein para la creación de su Criatura, para así darle vida a los hijos que ha tenido con sus novias, y tiene bajo su control a los hombres lobo. Gabriel Van Helsing, un joven cazador de monstruos que trabaja para una organización secreta del Vaticano que se encarga de exterminar a estas criaturas, es mandado a Transilvania para destruir a Drácula y permitir que las almas de los Valerius lleguen al cielo.
En 2006 la televisión colombiana lanza el programa El Castillo Drácula, una parodia del oscuro personaje.

Adaptaciones en teatro
Hamilton Deane adaptó la novela al teatro, y en esta versión teatral se han basado tanto los Drácula de la Universal de 1931 como el que dirigiera John Badham en 1979.

En "Drácula" se ha basado, "Drácula, el musical", Protagonizada por Cecilia Milone y Juan Rodo, una creación de los argentinos Pepe Cibrián y Angel Mahler (1991), entre otras obras. Reestrenada en 1995 (Estadio Luna Park), 2000, 2003 y 2007 en el Teatro Opera de la ciudad de Buenos Aires y protagonizada por Juan Rodo.

El escritor Santiago Sevilla ha publicado en Liceus El Portal de las Humanidades dos obras de teatro referentes al famoso vampiro: Drácula y la Vampiresa Tragicomedia para teatro; y en idioma inglés: Dracula and the Bloody Mary Stage Play. Ambas obras han sido escritas en verso. La primera contiene sonetos, décimas, madrigales y otras formas poéticas, la segunda, en Inglés, está escrita en decasílabos rimados, siguiendo la misma métrica del gran Shakespeare.

Versión en cómic
La editorial Marvel Comics publicó durante la década de los 70 "Tomb of Dracula" ("La tumba de Drácula"), publicada en España como "Clásicos del Terror: Drácula" por Comics Forum. En ella, se traslada a Drácula al presente, donde es perseguido por un descendiente suyo, que lo resucita por azar y se une a un grupo de cazavampiros que siguen la tradición del Dr. Van Helsing. Sus principales autores fueron Marv Wolfman y Gene Colan. Además, el personaje ha aparecido en varios otros cómics de la editorial, destacando:

La saga de X-Men (la Patrulla-X en castellano, Homes-X en gallego) donde Drácula mordía a Tormenta, y la sometía a su voluntad.
La larga saga del Doctor Extraño donde el Dr. Extraño acababa (aunque al cabo de unos años resucitarían, por un descuido suyo) con todos los vampiros del Universo Marvel.
También existió una serie de dibujos animados llamada Conde Patula.
Hellsing narra la historia de Alucard en el año 1999-2000 como un cazador de vampiros al servicio de Integra Hellsing, nieta o bisnieta de Abraham van Helsing.
Batman tiene una edición titulada Batman Dracula, donde el superhéroe se convierte en un vampiro y después toda la ciudad de Gotham. Alfred, su fiel mayordomo, es quien se encarga de liberarlo a través de la decapitación.


Adaptaciones a videojuegos
La conocida saga de videojuegos Castlevania, Drácula se muestra como un vampiro que ha existido desde el siglo XI, y que cada vez que revive, es enfrentado por miembros de la familia Belmont, u otros personajes. En el juego Castlevania Bloodlines, se enfrenta al hijo de Quincy Morris, John Morris.
También tenemos "Dracula" con dos partes. La primera se centra en Transylvania y el rapto de Mina y la segunda, "El último santuario" ocurre en Londres, sobre todo en la mansión de Drácula, el manicomio y las catacumbas de éste. Es un juego más bien de estrategia, de encontrar y utilizar objetos.
 
  Hoy habia 4 visitantes (21 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Política de privacidad: Google, como proveedor de terceros, utiliza cookies para publicar anuncios en su sitio. El uso de la cookie DART permite a Google publicar anuncios a usuarios que visitan sus sitios y otros sitios de Internet. Los usuarios pueden inhabilitar el uso de la cookie de DART accediendo al anuncio de Google y a la política de privacidad de la red de contenido.