Encuentro Literario Virtual
  Dahl
 

de Roald Dahl

 

Charlie y la Fábrica de Chocolate

Literatura Infantil y Juvenil





Resumen: Por primera vez en una década, Willy Wonka, el solitario y excéntrico fabricante de chocolate, abre las puertas de su fábrica al público, a cinco niños para ser exacto. Para tal motivo incluyó cinco billetes dorados en sus chocolatines Los cinco afortunados que encuentren los billetes se harán acreedores de una visita guiada dada por el mismísimo Sr. Wonka.

Para Charlie Bucket, esto es un sueño hecho realidad, y cuando encuentra un dolar en la calle no puede evitar comprar dos barras del delicioso chocolate de Wonka.

Cuando Charlie abre el segundo chocolate descubre uno de los billetes. Al día siguiente Charlie y los otro cuatro niños ganadores pueden ingresar en la fábrica para descrubir si los rumores que rodean a la fábrica y al misterioso dueño son realidad.

Lo que encuentran es que lo que se cree no se puede comparar con la extraordinaria realidad, y para Charlie la vida ya nunca será la misma.

Charlie y la Fábrica de Chocolate es otra inolvidable pieza maestra del legendario Roald Dahl que deja nunca de deleitar, emocionar y atrapar al joven lector.


El aclamado director Tim Burton lleva su imaginativo y vívido estilo al entrañable clásico de Roald Dahl "Charlie and the Chocolate Factory", sobre el excéntrico chocolatero Willy Wonka (Johnny Depp) y Charlie (Freddie Highmore), un muchacho de buen corazón que procede de una familia pobre que vive a la sombra de la extraordinaria fábrica de Wonka. Aislado desde hace tiempo de su propia familia, Wonka lanza un concurso a nivel mundial para elegir un heredero para su imperio de golosinas. Cinco niños afortunados, entre los que se encuentra Charlie, obtienen Billetes de Oro de las tabletas de chocolate y ganan un viaje organizado a la legendaria fábrica de golosinas que ningún extraño ha visto desde hace 15 años. Charlie es atraído hacia el mundo fantástico de Wonka en esta asombrosa e imperecedera historia.

Los cuatro niños malcriadosLos cuatro niños que se unen a Charlie en la visita a la fábrica son AnnaSophia Robb como Violeta Beauregarde, Jordan Fry como Mike Tevé, Julia Winter como Veruga Salt y Philip Wiegratz como Augustus Gloop. Al igual que sus homólogos en la ficción, que compiten por un Billete Dorado para la fábrica de Wonka en un concurso a nivel mundial, los cuatro jóvenes actores, de orígenes y experiencias diferentes, fueron elegidos en un casting internacional.

No estamos diciendo que sean malos, estos cuatro ganadores de los Billetes Dorados, pero como dice Zanuck diplomáticamente, "no son el tipo de niños de los que estarías orgulloso de decir que son tuyos".Violeta Beauregarde es un pequeño demonio, ferozmente competitiva y segura de sí misma, que alardea de una habitación llena de trofeos en su casa y está actualmente preparándose para el récord mundial de mascar chicle sin parar. Ignorando la advertencia de Wonka, coge un trozo de chicle experimental con sabor a arándano de la Sala de los Inventos y a los pocos minutos se vuelve azul y se hincha como una gigantesca pelota de playa de color arándano y debe ser llevada a la Sala de Exprimidos.

Violeta está interpretada por AnnaSophia Robb, una norteamericana de 11 años que ha intervenido recientemente en la película familiar de Wayne Wang Because of Winn-Dixie y en la película de televisión de The WB Network Samantha: An American Girl Holiday en 2004.

Robb dice que su experiencia en Charlie "me hizo sentir como una pequeña parte de historia porque a todo el mundo le encanta el libro. Estar en el plató también fue como una fantasía, con habitaciones llenas de golosinas con las que juegas y te comes. Muy guay". Su preparación para el papel incluyó el entrenamiento en artes marciales con la profesora y especialista profesional Eunice Huthart para una escena introductoria en la que se ve a Violeta derribando despiadadamente a sus rivales en una competición de kárate.

El sabelotodo adicto a los videojuegos Mike Tevé, interpretado por el norteamericano Jordan Fry, de 12 años, se burla groseramente de otro de los inventos de Wonka, un intento de transportar una chocolatina mediante ondas electromagnéticas a través de una pantalla de televisión. Tevé interrumpe el experimento insertándose él mismo en medio con unos resultados muy inesperados. El debutante Fry se encontró volando alegremente por el plató sujeto por cables para la secuencia. "La parte más difícil", declara el coordinador de especialistas Jim Dowdall, "era evitar que se riese, encantado por la experiencia, porque en la escena se supone que tiene que aparecer bastante asustado y nervioso".

El glotón Augustus Gloop es incapaz de resistir la atracción del delicioso río de chocolate de la fábrica y se separa del grupo para probarlo, a pesar de las advertencias de su madre y de Wonka. Inmediatamente cae dentro, con la boca por delante, y es succionado a través de una tubería que transporta el chocolate a otras partes de la fábrica.Gloop supone el debut profesional como actor de Philip Wiegratz, de 12 años y de origen alemán, que llevaba un traje y pantorrillas protésicos para el papel del glotón muchacho. Incluso más problemático, dice Dowdall, fue que "Philip no sabía nadar cuando llegó. Nos tuvimos que poner nuestros trajes de neopreno y enseñarle cómo hacerlo, pero aprendió muy rápidamente, incluso con el estorbo de todo ese relleno". Entretanto, la incorregible mimada Veruga Salt tiene sus propios problemas.

Al ver a las ardillas de Wonka trabajar en la sala de los frutos secos exige tener una y asalta la cadena de montaje. Las ardillas la examinan del mismo modo que evalúan todos los frutos secos, deciden que es una nuez mala y la envían por el pozo de los desperdicios con los demás desechos. Veruga está interpretada por la londinense Julia Winter, de 12 años, miembro del grupo teatral infantil Allsorts Drama, en su debut profesional como actriz."No conseguía cogerle el tranquillo a tumbarme en el suelo peleando con las ardillas, por lo que Tim se tumbó en el suelo junto a mí y me enseñó cómo hacerlo", comenta Winter.

"Allí estábamos, los dos, pataleando y chillando con todas nuestras fuerzas, dando manotazos a ardillas imaginarias. Fue muy divertido y debemos de haber parecido absolutamente ridículos".Los padres de estos horrorosos niños representan las peores cualidades imaginables en la cría de hijos, que se hacen evidentes de manera muy divertida cuando acompañan a sus horribles mocosos por la fábrica.Missi Pyle (Big Fish, Cuestión de pelotas, Se montó la gorda) en el papel de la Sra. Beauregarde parece más manager y entrenadora que madre de la joven Violeta, una niña detestable empeñada en ganar todos los premios y concursos imaginables del mundo. "La Sra. Beauregarde quiere que su hija tenga todo lo que ella no tuvo", dice Pyle. "Una autoproclamada ganadora, ha inculcado a Violeta su propio espíritu competitivo excluyendo cualquier otro pensamiento. Las dos llegan a la fábrica - con conjuntos a juego, por supuesto - esperando sin duda volver a casa con el gran premio", sea lo que sea.El veterano actor de cine y televisión James Fox, nominado a los Premios BAFTA (Pasaje a la India) interpreta al atribulado Sr. Salt, padre de la terriblemente mimada Veruga, una chica que no piensa en nadie ni en nada excepto en sí misma. "Quiere que su hija tenga todo lo que desee", dice Fox, que describe maliciosamente a Veruga Salt como "encantadora, adorable, dulce y con talento, la niña perfecta", antes de añadir, "siempre que su padre satisfaga sus exigencias.

De manera inmediata. Si no lo hace, chillará hasta que lo haga".Fox cree que al final la visita resulta beneficiosa para todos los niños. Las lecciones que se les imponen a los groseros, egoístas y desconsiderados son bastante valiosas, "y Wonka actúa en cierto modo como juez. Percibe los motivos de los niños y sus caracteres, y quiere cambiarlos y corregirlos. Quiere hacer que sean mejores personas".A Adam Godley (Love Actually, Vuelta al mundo en 80 días) como el Sr. Tevé y a Franziska Troegner (nominada en 2001 para el Premio del Cine Alemán en su país natal por Heidi M) como la Sra. Gloop no les va mucho mejor.

El Sr. Tevé tristemente no es inmune al sarcástico acoso de su hijo y la pobre Sra. Gloop parece no sólo incapaz, sino también indiferente, de controlar el desenfrenado atiborramiento de Augustus.
 
  Hoy habia 2 visitantes (55 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Política de privacidad: Google, como proveedor de terceros, utiliza cookies para publicar anuncios en su sitio. El uso de la cookie DART permite a Google publicar anuncios a usuarios que visitan sus sitios y otros sitios de Internet. Los usuarios pueden inhabilitar el uso de la cookie de DART accediendo al anuncio de Google y a la política de privacidad de la red de contenido.