Encuentro Literario Virtual
  Huxley
 
Sinopsis de Un mundo feliz, novela del autor británico Aldous Huxley.





La novela anticipa el desarrollo en tecnología reproductiva, cultivos humanos e hipnopedia que, combinadas, cambian la sociedad. El mundo aquí descrito podría de hecho ser también una utopía, aunque irónica: La humanidad es desenfadada, saludable y avanzada tecnológicamente. Se han erradicado la guerra y la pobreza, y todos son permanentemente felices. Sin embargo, la ironía es que todas estas cosas se han alcanzado tras eliminar muchas otras: la familia, la diversidad cultural, el arte, la literatura, la religión y la filosofía.

La novela desarrolla su trama en una época futura donde las personas son incubadas y predestinadas desde que nacen para pertenecer a diferentes castas: Alfas, Betas, Gammas, Deltas y Epsilones. Cada casta está destinada a realizar ciertas tareas: los Alfas son la casta superior, por lo que realizan los trabajos que requieran de más inteligencia, mientras que los Epsilones llevan a cabo los trabajos más duros y arduos. A pesar de ello, todo el mundo es feliz, porque, desde su misma concepción, los embriones han sido condicionados y, desde que nacen, a los pequeños se les realiza hipnopedia mientras duermen para convencerlos de las ventajas de pertenecer a ese mundo y a sus castas; porque todas sus necesidades están satisfechas y porque en caso de sentirse mal tienen a su disposición el soma, una droga que es entregada por el Estado.

Un mundo feliz presenta a Bernard Marx, un Alfa rechazado socialmente por no tomar soma y ser más bajo que los demás Alfas por un supuesto fallo durante su gestación y a Lenina Crowne, que al visitar una reserva de indios norteamericanos, se traen de allí a uno de los denominados "salvajes".

Todo el planeta está unido como un estado mundial, bajo un gobierno pacífico que ha eliminado la guerra, la pobreza, el crimen y la infelicidad al crear una sociedad de alta tecnología homogénea para todo el mundo, adquiriendo un estatus semi-religioso basado en los principios industriales de Henry Ford. El Fordismo forma la piedra angular de la nueva sociedad y formando la columna vertebral de la filosofía. La sociedad está estrictamente dividida en cinco clases, y todos los miembros de la sociedad están entrenados para ser buenos consumidores con el fin de fortalecer la economía. El uso de drogas de placer se ha convertido en el pilar de la sociedad, y los ciudadanos toman regularmente tabletas de soma, una droga compuesta de cocaína y morfina que hace que los usuarios sientan una felicidad absurda. Todos los niños se crean por embriones cultivados en laboratorios, y el destino de cada individuo es determinado mucho antes de su nacimiento.

Lenina, una empleada de laboratorio en el criadero central de Londres, es un ser conformista, la personificación de la nueva sociedad. Es atractiva, elegante, promiscua y su visión de la vida es producto del adiestramiento. Bernard es como la antítesis de Lenina. A pesar de ser miembro de la casta superior de los Alfas, Bernard no es feliz con su vida y le desagrada la sociedad. Se siente profundamente inseguro de sí mismo y, aunque no lo sabe, es objeto de burla por parte de los demás debido a su rechazo hacia las normas sociales.

Lenina y Bernard hacen un viaje de ocio a Malpais, una reserva donde hay una sociedad “antigua” que no posee las características de la sociedad Fordiana. Allí se encuentra Linda, una mujer miembro de la sociedad Fordiana pero que por un accidente se queda en Malpais, y concibe a un niño, John. Mientras Lenina se escandaliza y horroriza por la sociedad escuálida y vivípara de Malpais, Bernard se encuentra fascinado por ésta y por John, quien tiene acceso a las obras de William Shakespeare, autor desconocido en el Estado Mundial. John, al igual que Bernard es un marginado dentro de su propia sociedad y está deseoso de ver el mundo fuera de Malpais. Bernard acepta llevar a Linda y John de regreso a Londres, donde manipula la fascinación de la sociedad con ellos, para elevar su propia posición social. Bernard, en un revés del destino, es enviado a vivir junto con su amigo Helmholtz Watson en una de las muchas islas oscuras diseñadas para los Alfas que se salen de las normas sociales y son incapaces de conformarse con su vida. En vez de matarlos, el controlador mundial los exilia allí para que vivan cómodamente entre sus iguales que persiguen sus mismas ambiciones en tranquila soledad lejos del resto del mundo y así evitan que estos creen problemas en el Estado Mundial. Después de atacar a Lenina, John se va de Londres y encuentra un viejo faro en la zona Rural de Inglaterra y se establece allí, donde intenta iniciar una nueva vida como un ermitaño. Desafortunadamente, al ser ahora una celebridad, es acosado constantemente por los paparazzi. Finalmente, después de un video de él autoflagelándose, los visitantes llegan en mayores cantidades, entre ellos Lenina y sucumbe a una orgía de drogas y sexo y, a la mañana siguiente, horrorizado por lo que ha hecho y asqueado con la sociedad Fordiana se suicida.

Las Puertas de la Percepcion


Reseña
Ensayo histórico que abrió el interés en las experiencias enteogénicas en occidente. Basado en la primera experiencia del autor con mescalina, el libro consta de dos partes. En la primera, además de una breve introducción al cactus del peyote y otras sustancias visionarias, Huxley hace un recuento de su experiencia visionaria con la mescalina, sus implicaciones filosóficas, estéticas y místicas, y subraya la importancia que estas plantas han tenido para la humanidad. La segunda parte es un ensayo más introspectivo sobre el otro mundo, el mundo del inconsciente humano, iluminado por las desvelaciones aportadas por los psiquedélicos. A destacar, también, los ocho apéndices de que dispone el libro, que no son otra cosa que pequeños apuntes que Huxley iba trazando tras la publicación inicial del libro; así, en ellos pueden leerse comentarios sobre los estados visionarios inducidos por el anhídrido carbónico o la lámpara estroboscópica; observaciones sobre la desnutrición en antigüedad como fuente de experiencias visionarias, o lo majestuoso en el arte como imitación y recordatorio de los estados visionarios de la mente. También aparecen algunas observaciones sobre el estado mental de los esquizofrénicos, comparándolos con un intento endógeno de lanzar un proceso similar al que posibilitan los psiquedélicos.

Volviendo al inicio de la reseña, y a la importancia de este texto dentro del mundo de la psiquedélia, decir que en realidad este no fue el primer ensayo que trató el tema de las plantas visionarias, pero sí el primero que, junto con un ensayo de Jünger, apostó decididamente por la importancia de los estados visionarios de la mente en relación a la cultura humana, y sobretodo, a lo que podían aportar en un futuro a la cultura occidental, ciegamente esperanzada en la promesa de la Razón.

Si bien este ensayo no pasó directamente a manos del gran público -Huxley contaba con un público lector medianamente culto-, sí que lo hizo años más tarde de su publicación, después de que Leary lanzara a los cuatro vientos la buenanueva de la religión psiquedélica tras descubrir los escritos de Wasson. En ese momento, Las puertas de la percepción, pasó de ser un libro leído en un generoso pero limitado grupo de personas, a ser una especie de pequeño manual del movimiento hippy, que juntamente con el On the road de Kerouak, se lanzó a Oriente en busca de la sabiduría desvelada por los psiquedélicos.

Para terminar sólo apuntar el origen del título del libro, que se encuentra en los versos del famoso poeta visionario inglés del siglo XVIII: William Blake:

Si las puertas de la percepción se abrieran
todo aparecería al ser humano tal y como es: infinito.
Dado que el hombre se ha limitado a sí mismo, divisando
las cosas a través de las estrechas rendijas de su propia caverna.



Aldous Huxley - Doors of Perception

video about Aldous Huxley and mescaline experiments

 
  Hoy habia 2 visitantes (32 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Política de privacidad: Google, como proveedor de terceros, utiliza cookies para publicar anuncios en su sitio. El uso de la cookie DART permite a Google publicar anuncios a usuarios que visitan sus sitios y otros sitios de Internet. Los usuarios pueden inhabilitar el uso de la cookie de DART accediendo al anuncio de Google y a la política de privacidad de la red de contenido.